sábado, 2 de abril de 2011

Podcast 04 y 05: Apologética, razón, fe y filosofía (final de serie de cinco)



Podcast 04 y 05: Apologética, razón, fe y filosofía (final de serie de cinco podcast)
puede leer las partes anteriores siguiendo los links: parte I , parte II y parte III.

Apologética, razón, fe y filosofía
¿Pueden la fe y la razón trabajar juntas?, ¿Se excluyen la una a la otra?, ¿Qué rol ocupan los hechos y las evidencias dentro de la fe cristiana?

Nos encontramos en “Fe razonable”, charlas con el Dr. William Lane Craig. Soy Kevin Hearance (K. H.) y en representación del Dr. William Lane Craig (Dr. Craig) les doy la bienvenida a esta discusión donde el Dr. Craig examinará “Apologética, razón, fe y filosofía.”
K.H: Dr. Craig, la escritura dice que debemos amar a Dios con toda nuestra mente, ¿Significa que debemos ser buenos pensadores?
Dr. Craig: Creo que eso es, exactamente, lo que quiere decir. Existe un discipulado de la mente, que es una parte central del crecimiento y la formación espiritual. A menudo pensamos que el discipulado envuelve estudio bíblico, meditación, ayuno y todo tipo de prácticas o disciplinas espirituales, pero somos seres humanos íntegros, lo que incluye nuestra mente; debemos también discipular la mente. Esto es parte de lo que Pablo quiere decir: “ser transformados en el espíritu de la mente” y creo que hay un componente vital dentro del discipulado cristiano, que encierra la transformación y el cultivo de una mente cristiana para los que creen en Cristo.
K.H: ¿qué pasa si no soy tan inteligente?
Dr. Craig: A pesar de eso tienes que llevar tu mente al discipulado de Cristo. El problema con la mayoría de la gente que va a las iglesias en América, es que están 'convertidos espiritualmente', por decirlo así, pero todavía piensan como no-cristianos. El resultado de esto, es que su impacto cristiano en el mundo es disminuido porque se comportan como lo hacen los no-cristianos, pensando como personas seculares. No es un asunto de ser inteligente, se trata de traer tu manera de pensar y raciocinio bajo el señorío de la verdad de Dios, bajo el señorío de Jesucristo. Todos necesitan hacer esto, sin importar su nivel de “inteligencia”, necesitan hacer esto como parte de un completo discipulado a Cristo, de otra manera tú no serás un discípulo completo, ya que tu mente permanecerá no sometida a Cristo, vagando de un lado para otro y pensando fuera de los parámetros cristianos.
K.H: Dr. Craig, pareciese ser que tenemos un gran patrimonio, una verdadera herencia en la historia de la iglesia donde hubo grandes pensadores, posiblemente, los únicos grandes pensadores.
Dr. Craig: Eso es muy cierto. Siempre he pensado que todos los cristianos deberían estudiar un poco de historia de la iglesia, porque es maravilloso el darse cuenta que el cristianismo no empezó con Billy Graham en el siglo veinte, estamos parados sobre hombros de gigantes. Personas como Tertuliano, Orígenes, San Agustín, el mismo Juan Damasceno, Tomás de Aquino, Lutero, Calvino, Juan Wesley, todas las grandes mentes de la iglesia cristiana. Los grandes intelectuales del mundo occidental fueron en su mayoría pensadores cristianos y es tan triste que este gran legado se ha perdido en la mente de la mayoría de los cristianos, que no están consientes de los tesoros de la herencia que han recibido y que necesitamos recuperar. Pienso que como seres inexpertos necesitamos entrenarnos en lo que respecta a historia de la iglesia, tanto como en doctrina y apologética.
K.H: ¿Cómo crees que perdimos aquello?, es casi como pensar: “ustedes, los seculares, ocúpense de pensar, nosotros nos ocuparemos en sentir”.
Dr. Craig: Bueno, pienso que en este país al menos, como resultado de toda la controversia fundamentalista de los años veinte, los cristianos que creían en la biblia comenzaron a alejarse de las universidades y la plaza pública, ellos comenzaron a aislarse culturalmente y se apartaron de las instituciones fundadas originalmente por cristianos. Comenzaron a fundar sus propias universidades, sociedades y junto con eso comenzamos a publicar con nuestras propias editoriales cristianas y de esta forma realmente nos apartamos a un tipo de 'armarios' fundamentalistas. Ahora, lo que estaba mal con el fundamentalismo no era la doctrina, creo que los fundamentalistas, en gran parte, tenían razón al mantenerse firmes frente a puntos doctrinales, tales como el nacimiento virginal, la deidad de Cristo, y la resurrección de Jesús en carne y sangre. Creo que el error catastrófico fue este aislamiento, el menosprecio a la vida de la mente, y a la importancia de interactuar con nuestra cultura.
No fue sino hasta finales de los años cuarenta que los cristianos gradualmente comenzaron a salir de esos armarios intelectuales y ahora maravillosamente la iglesia comienza a ganar territorio perdido a pasos agigantados, recuperando la vida de la mente de una forma espectacular. De hecho, vivimos en una era donde ha surgido un tremendo renacimiento de la filosofía cristiana durante los últimos cuarenta años, que me pone muy optimista en cuanto a lo que el futuro trae con respecto a la fe cristiana en este país y en todo el mundo.
K.H: Filosofía es una buena palabra, ya que significa: “amor a la sabiduría”.
Dr. Craig: Cierto, y como cristianos creemos que en Cristo están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y el conocimiento, como dice Pablo en Colosenses, por lo tanto poseemos una inversión profunda al practicar buena filosofía cristiana.
K.H: Will, tal vez la teoría de la evolución darwiniana ha intimidado a muchos en la iglesia que se han sentido indefensos y tal vez excluidos del mundo académico debido a la existencia de esa prominente teoría.
Dr. Craig: Pienso que eso es cierto, el siglo veinte, y específicamente la primera parte de él fue dominado por un tipo de naturalismo científico, del cual la teoría de Darwin fue sólo una parte; y que postulaba que la ciencia es la dadora de la verdad absoluta y que todo lo que no puede ser descubierto por las ciencias naturales carece de sentido, por lo tanto no es conocimiento y de eso se concluiría que la teología no es conocimiento, ni tampoco lo es la ética. Creyendo esto únicamente la ciencia nos diría la verdad acerca del mundo. Entonces al proveer explicaciones naturalistas, acerca de la vida y de los seres humanos, pareció ser que la teoría darwiniana removió a Dios de aquella imagen y lo encasillo como algo sin sentido o como mera emoción. Realmente creo que se produjo un gran impacto cultural como resultado del naturalismo, que recientemente ha comenzado a decaer, pero que en un comienzo fue realmente fuerte.
K. H: Dr. Craig, es difícil evadir el hecho de que las universidades tienen un real impacto en la cultura, las ideas y cosas que se formulan en las universidades llegan a la gente común, llegan hasta las calles.
Dr. Craig: Claro, creo que la universidad es la institución cultural más importante que forma a la sociedad americana, y debido a eso mi ministerio está enfocado hacia estudiantes universitarios, hacia las facultades. Si podemos cambiar las universidades, cambiaremos la cultura a través de aquellos que le dan formación. Es en las universidades donde los futuros líderes económicos, políticos, artistas, abogados, doctores, y científicos serán educados, por lo tanto es de vital importancia que la visión cristiana de la vida y el mundo tenga un lugar de respeto en las universidades, un lugar en la mesa de discusión de ideas. Me anima el renacimiento que veo en la filosofía cristiana que está tomando un lugar en las universidades donde muchos de los más importantes filósofos cristianos de este país enseñan en las más prestigiosas instituciones seculares en los departamentos de filosofía. Creo que esto va a tener un efecto de onda expansiva a lo largo de las universidades, para las generaciones que ahora vienen, mientras este renacimiento filosófico se desborda hacia otras áreas del conocimiento; porque la filosofía es el fundamento para todas las disciplinas, ya que cada una de ellas tiene un componente filosófico: filosofía de la educación, filosofía de las ciencia, filosofía de la historia, entonces si impactas la filosofía de una disciplina harás que esa disciplina cambie. Por esta razón soy muy optimista en cuanto a lo que el futuro trae para a la fe cristiana en las universidades y finalmente para la cultura americana.
K.H: Con eso en mente, ¿De qué forma animaría a nuestros jóvenes que entrarán a la universidad?
Dr. Craig: Gran pregunta Kevin, ya que preguntas si debiésemos animar a los jóvenes a ir a universidades laicas o a instituciones cristianas. Mi inclinación es que mientras más influencia tiene la universidad sobre la visión y la vida cristiana, animaría a los jóvenes a entrar a las prestigiosas instituciones cristianas y después a tomar sus postgrados avanzados en las mejores universidades laicas. Creo que es importante establecer los fundamentos de una visión cristiana del mundo y la vida haciendo lo que hice yo, estar primeramente en una institución cristiana que te dará esos fundamentos, entonces al momento de tomar estudios avanzados estarás equipado para enfrentar los obstáculos y los desafíos que se presenten ahí.
K.H: Dr. Craig, al llegar al final del programa anime de nuevo a los que nos escuchan a amar a Dios con toda su mente sea que vayan o no a la universidad.
Dr. Craig: Sí, sea que unos tengan estudios superiores y otros no, todos los cristianos somos llamados a rendir cada parte de nuestro ser a Cristo: cuerpo, alma y espíritu. Quiero animar a los que nos escuchan a que se inscriban en algún programa de discipulado del intelecto que envuelva lecturas regulares, estar en grupos de discusión y que conllevará reestructurar nuestra mente frente a los asuntos cristianos.(fin podcast 04: Apologética, razón, fe y filosofía)
*** 
*

Podcast 05: Apologética, razón, fe y filosofía (Quinta parte y final)
K.H: Dr. Craig cuando hablamos de apologética, ésta es una palabra que proviene del griego “apología” que significa defender y dar razones de aquello en lo que crees. Mucha gente tiene objeciones en contra de eso porque dicen que no se puede discutir con alguien acerca del Reino de Dios.
Dr. Craig: Bueno, quiero decir dos cosas acerca de eso. Primero que todo eso depende lo que quieres decir con “discutir” con alguien acerca del reino. Es verdaderamente cierto que los argumentos sin el trabajo del Espíritu Santo simplemente caerán como agua sobre piedras, sin del trabajo del Espíritu Santo nadie puede venir a Cristo porque las cosas de Dios son insensateces para las mentes obscurecidas, para el hombre natural; como dice el nuevo testamento, por lo tanto los meros argumentos no llevarán a alguien al reino de Dios. (énfasis del editor)
Por otro lado, el Espíritu Santo puede usar los argumentos, mientras amablemente los presentamos, para atraer a las personas, así como usa las predicaciones. El Espíritu Santo usa medios, eso es lo importante que debemos entender. Y cuando presentamos razones y argumentos a favor de la fe no vamos en contra de Espíritu Santo,  o trabajamos sin él, sino que confiamos en el Espíritu Santo, que usará nuestros argumentos y evidencia, mientras los presentamos con amor, para atraer a las personas. En ese sentido creo que los argumentos pueden ser medios útiles por los cuales el Espíritu Santo puede llevar personas a Cristo y he visto eso pasar no sólo en mi experiencia personal al compartir de Cristo, sino que también al dar charlas en campus de universidades donde los jóvenes han llegado a conocer a Cristo al escuchar argumentos a favor de la existencia de Dios, o la resurrección de Jesús.
La segunda cosa que quiero mencionar es que la actitud de estas personas que tienen objeciones es una actitud de poca visión, se enfoca en su contacto evangelístico inmediato y dice “ya que mis argumentos no llevaron a esa persona a Cristo, la apologética es inútil” y lo que falla en entender es que hay una misión más amplia de la apologética, que trasciende ese contacto evangelístico inmediato, esto es que la apologética sirve para formar un entorno cultural donde todavía el evangelio pueda ser escuchado como una opción viable para hombres y mujeres. En países, por ejemplo, de Europa, donde el entorno intelectual es profundamente post-cristiano, el evangelio ni siquiera puede ser oído como una opción viable, decirle a la gente que crea en Jesucristo es como decirles que crean en duendes o hadas. En los Estados Unidos el evangelio aún es escuchado, ya que hay un entorno intelectual donde el cristianismo todavía es comprendido.
K.H: ¿A qué se refiere con “entorno”?
Dr. Craig: Me refiero a un contexto, a un contexto cultural más amplio de manera que cuando una persona escucha el evangelio por primera vez o alguien comparte las cuatro leyes espirituales con esa persona, ella pensará “Si, ésta es una opción para mi” y tal vez se sienta preparada para poner su fe en Cristo, y de esa forma puedas pensar “esa persona no necesitó de argumentos para entregarse a Cristo, los argumento no tuvieron nada que ver con su conversión, ella simplemente respondió al evangelio”, y en el contexto inmediato es así, pero en un contexto más amplio, esa persona estaba dentro de un entorno intelectual donde el evangelio es todavía escuchado y por lo tanto ella pudo responder de forma positiva. Entonces, lo que la apologética hace es dar a las personas permiso intelectual para creer, aun si ellos no creen en las bases de aquellos argumentos en un contexto inmediato. Aparte del uso que se le da a la apologética en evangelismo, es también importante que se use para formar la vida y cultura americana, de tal manera que el evangelio pueda seguir siendo escuchado.
K.H: Cuando hablamos de argumentos, hablamos de argumentos lógicos.
Dr. Craig: Exactamente, no estamos hablando de “reñir” con no creyentes, nunca debemos pelear o reñir con ellos, si no puedes compartir con él de manera amable, sin descontrolarte o sentirte emocionalmente alterado, no deberías practicar apologética y necesitas someter tus emociones a Cristo para que puedas compartir evidencias y razones.
K.H: Y puede ser frustrante a veces...
Dr. Craig: Si puede, eso es muy cierto; a veces hay que esforzarse mucho para no enfadarse por cuan obstinados pueden llegar a ser algunos incrédulos. Me he dado cuenta de algo muy interesante, me he sorprendido sintiéndome emocionalmente a la defensiva y alterado cuando no sé la respuesta a las objeciones o preguntas que tiene el no creyente. Cuando sé las respuestas no me exalto para nada, es tan fácil entonces, porque conoces la respuesta, después de que comparten sus objeciones piensas: ”Uff, eso no tiene nada de cierto, estás desenfocado, ésta es la verdad...” es como decirle la verdad a alguien que dice que Canadá es el estado numero cincuenta de los Estados Unidos, no te enojas cuando alguien dice algo así porque tú sabes la respuesta y es fácil explicar la verdad sin ir a la defensiva. Las veces cuando más te alteras son cuando te sientes amenazado e indefenso porque no sabes las respuestas. Lo que esto quiere decir es que mientras más informado estés, mejor preparado estarás como apologista, y también tendrás más confianza y serás más calmado cuando compartas de tu fe.
K.H: Will, creo que este es un gran punto. Es muy alentador que no tengamos que saber todas las respuestas, Dios usará nuestra disponibilidad, pero mientras más sepamos será todo más efectivo.
Dr. Craig: Eso es completamente cierto, esa ha sido mi experiencia. Los que pueden proveer buenas razones en favor de su fe poseen más confianza, están más seguros, tienen menos miedo, son menos intimidados y por lo tanto están más relajados, ellos nos se sientes alterados porque conocen la respuesta, saben por qué creen y simplemente no tienen razón para sentirse enojados. En mi experiencia personal he llegado al punto de poder entrar a cualquier tipo de universidad y sentirme muy cómodo al compartir mi fe porque no me siento amenazado, conozco lo que ahí tienen para ofrecer y como responder a eso, rara vez oigo alguna objeción que no haya escuchado antes y por lo tanto rara vez me siento intimidado cuando estoy en estos contextos universitarios y comparto el evangelio a audiencias que a veces son muy hostiles, lo disfruto porque no me intimida.
K.H: A veces escucho algunas objeciones de que no necesitamos usar razones o argumentos, solamente necesitamos usar nuestra biblia, exponerla, porque es la palabra de Dios y es poderosa.
Dr. Craig: Yo sí creo que cuando compartimos nuestra fe necesitamos usar la biblia, porque es la palabra de Dios, es poderosa y no retornará vacía. Cuando compartimos nuestra fe con un incrédulo necesitamos citar y usar la escritura con libertad, pero si entonces el no creyente tiene preguntas y necesita respuestas, es una falta de respeto y poco amable el rehusarse a dar una respuesta satisfactoria y sólo citar versículos bíblicos porque no estás tratando a esa persona como a alguien hecho a semejanza de Dios, alguien que es digno de ser amado y por quien Cristo murió, tienes que tratar a esa persona respetuosamente y de la misma forma tratar sus preguntas y objeciones lo que conlleva proveer respuestas serias. Si esa persona dice: “no puedes confiar en la biblia, porque la biblia es una traducción de una traducción de una traducción y por lo tanto no sabemos lo que el original decía” la respuesta no es simplemente citar versículos de la biblia, sino que debes hablar de de los excelentes manuscritos en griego del nuevo testamento y que por lo tanto no somos dependientes de las traducciones para saber lo que dice en el original y además, ayudar a esa persona a informarse. Es un asunto de tratar al no creyente con dignidad y respeto cuando tratamos sus respuestas seriamente y presentamos buenas respuestas.
K.H: Podemos ver esto con Pablo, pareciese que él tenia distintas formas de tratar a las personas. En Hechos 17 él fue muy filosófico con los filósofos y después pareciese ser más simple con la iglesia en Corinto.
Dr. Craig: La estrategia evangelística central de Pablo era "Puedo ser de todas las formas con todos los hombres para que pueda por todos los medios ganar algunos" y eso significa sensibilidad para saber cuándo la apologética es apropiada y cuándo no. Si alguien, por ejemplo, está sufriendo profundamente por la muerte de un hijo, puede ser totalmente inapropiado tratar ese momento como un problema intelectual del sufrimiento en el mundo y exponer tu respuesta aprendida para el problema intelectual del dolor, en vez de eso, esa persona puede necesitar un oidor compasivo o un hombro para llorar, o si estás hablando con alguien que es un artista, literario, pintor, dramaturgo o que tenga que ver con otras formas de arte, puede que no respondan ante el argumento científico de ajuste fino del universo, en vez de eso, ellos pueden ser más receptivos a la hermosura de la fe cristiana en la literatura, artes o a consideraciones como la hermosura objetiva, el significado de la vida y la existencia y la hermosura de las relaciones, por lo tanto la apologética es totalmente diferente en la vida de esas personas, necesitamos enfocar la apologética para el tipo de personas con la que interactuamos.
***


Transcripción y tradución realizada por Daniela Valenzuela.
Recurso obtenido de Reasonable Faith Podcast
Link del audio (en ingles) aquí podcast 04 y podcast 05

4 comentarios :

  1. JaVi1:52

    Ha sido de mucha bendición para mi y novio... Gracias por acer estas traducciones

    Me gustaría que publicaran algo acerca de por que Dios puso el árbol del conocimiento en eden
    Nose como responder esas preguntas...

    Bendiciones!

    JaVi

    ResponderEliminar
  2. Flavio_7713:33

    "... Creo que cuando compartimos nuestra fe necesitamos usar la biblia, porque es la palabra de Dios, es poderosa y no retornará vacía. Cuando compartimos nuestra fe con un incrédulo necesitamos citar y usar la escritura con libertad, pero si entonces el no creyente tiene preguntas y necesita respuestas, es una falta de respeto y poco amable el rehusarse a dar una respuesta satisfactoria y sólo citar versículos bíblicos porque no estás tratando a esa persona como a alguien hecho a semejanza de Dios, alguien que es digno de ser amado y por quien Cristo murió, tienes que tratar a esa persona respetuosamente y de la misma forma tratar sus preguntas y objeciones lo que conlleva proveer respuestas serias. Si esa persona dice: “no puedes confiar en la biblia, porque la biblia es una traducción de una traducción de una traducción y por lo tanto no sabemos lo que el original decía” la respuesta no es simplemente citar versículos de la biblia, sino que debes hablar de de los excelentes manuscritos en griego del nuevo testamento y que por lo tanto no somos dependientes de las traducciones para saber lo que dice en el original y además, ayudar a esa persona a informarse. Es un asunto de tratar al no creyente con dignidad y respeto cuando tratamos sus respuestas seriamente y presentamos buenas respuestas."

    Exelente aclaración de Craig. Estoy muy de acuerdo. Por eso aveces la gente incrédula cierra su corazón a Dios.

    ResponderEliminar
  3. José M.17:51

    Gracias Daniela Valenzuela, habia buscado traducciónes al castellano de los podcast del Dr. Craig, pero mi busqueda habia sido vana hasta ahora. Te animo a que lo sigas haciendo, las cosas que esplica este cristiano son de un valor inmenso. Sigue adelante, falta traducir muchos más (es una broma)...
    El blog esta buenisimo, es agradable, de muy buen gusto, y sus argumentos formidables.
    Una vez más gracias.

    ResponderEliminar
  4. LA PAIDEIA GRIEGA DE CRISTO: La semana santa es tiempo de recogimiento, meditación, ejercicios espirituales y rectificación: La paideia griega tenía como propósito educar a la juventud en la virtud (desarrollo de la espiritualidad) y la sabiduría (cuidado de la verdad), mediante la práctica continua de ejercicios espirituales (cultivo de sí), a fin de prevenir y curar las enfermedades del alma. El educador, utilizando el discurso filosófico y la discusión de casos y ejemplos prácticos, más que informar trataba de inducir transformaciones buenas y convenientes para si mismo y la sociedad, motivando a los jóvenes a practicar las virtudes opuestas a los defectos encontrados en el fondo del alma, a efecto de adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos) __La vida, ejemplo y enseñanzas de Cristo coincide cien por ciento con el currículo y objetivo de la filosofía griega. Y por su autentico valor pedagógico, el apóstol Felipe introdujo en los ejercicios espirituales la paideia de Cristo (posteriormente enriquecida por San Basilio, San Gregorio, San Agustín y San Clemente de Alejandría, con el currículo y la metodología de los filósofos greco romanos: Aristóteles, Cicerón, Diógenes, Platón, Séneca, Sócrates, Marco Aurelio,,,), a fin de alcanzar la trascendencia humana (patente en Cristo) y la sociedad perfecta (Reino de Dios). Meta que no se ha logrado debido que la teología judeo cristiana fruto de la unión de la paideia de Cristo con Antiguo Testamento, al apartar la fe de la razón, castra mentalmente a sus seguidores extraviándolos hacia la ecumene abrahámica que conduce al precipicio de la perdición eterna (muerte espiritual)__ Es tiempo de rectificar y retomar la paideia griega de Cristo, separando de nuestra fe el Antiguo Testamento y su teología fantástica que han impedido a los pueblos cristianos alcanzar la supra humanidad. Pierre Hadot: Ejercicios Espirituales y Filosofía Antigua. Editorial Siruela. http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD

    ResponderEliminar